Bloqueando mis sueños

Desde muy pequeña jamás di paso al fracaso. He pensado desde siempre que la perfección es una cualidad común que debía integrar dentro de mi ser, y que dicha cualidad nunca debía faltar en mí. Siempre me enseñaron a hacer bien las cosas, nunca me mostraron señales de errores y por eso me convencí de que yo tampoco debía tenerlas. Cada situación ya la tenía previamente calculada, que haría, que diría, como reaccionaría, cada momento de mi vida debía ser perfecto y yo lo controlaba, pero cuando las cosas no salían como yo estimaba, me decepcionaba de mi misma y la culpa invadía todo sentido que abundaba en mi mente.

En un giro desenfrenado por darle vuelta a mi realidad y comenzar a construir mi sueño más grande e imperfecto, caí muy bajo, y me arrepentí. Quería ser cantante, soñaba con subirme encima de un escenario y expresar todas mis emociones y sentidos a través de un arte tan hermoso y bello como la música. Pero evidentemente, nada salió como yo quería, y es que eso fue algo que no me cruzó por la mente. Comencé por abrir mis redes sociales, quería que todos me conocieran por medio de ellas. Un canal en donde subiría vídeos, un perfil para tomar fotografías y mostrar algunas cosas de mi vida y otro para expresar las palabras que mi corazón sentía. Le di como cañón de prueba un mes, pensando que cumpliría mis metas en tan corto periodo de tiempo.

Hubo pocas vistas en mis videos, también en mis publicaciones, y no podía entender la razón. Subía contenido todos los días, pero el contador de visitas parecía estar descompuesto, ya que no subía. Pensé en darle más tiempo, pero poco a poco, empecé a pensar en la realidad, que aquello que estaba haciendo solo me hacía perder el tiempo, que la música que tanto alumbraba mi vida no era un buen lugar de trabajo, ya que solo gente afortunada y con talento excepcional podía cumplir aquel sueño que yo tanto añoraba, y la que más me dolía, fue pensar que lo que estaba haciendo con mi vida, lo que creía que era mi pasión, verdaderamente no lo era y por eso todo me estaba saliendo mal.

Gradualmente dejé todo lo que había comenzado, me concentré en mis estudios y escogí una carrera al azar, todo me salió por abajo y mi vida quedó arruinada. Sin previo aviso, había fracasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: