Por la noche (Poema)

En este día plano,

Sentada a la luz de la luna.

Alabo su dulzura blanquecina;

transparente, para mí, llena de vida.


Lejos de casa, en el exterior,

Siento la dulce brisa de la noche.

La luna con su esplendor

Me hace sentir imparable.


La gran y pálida luna

Toca mi piel suavemente.

Esa luz que aclama ser suya,

Sujeta mi alma dulcemente.


Ahora debo irme,

Y el camino a casa lo detesto,

Pero aprecio mucho,

Este pequeño momento.


Se escucha un ronroneo repentino,

Es el gato negro que viene de visita.

Adoro acariciar su pelaje obscuro,

Mientras sobre nosotros brilla la luna.


El gato se enreda en mi cadera,

Mientras en el frío suelo tomo asiento.

Está helado aquí afuera,

y del gato, siento su consuelo.


Ya es hora de regresar a casa,

Decido pararme con cuidado,

Mientras tanto el gato,

Continúa siguiéndome el paso.


El gato se despide,

Meneando su cola.

Solo ese minino sabe,

Lo que produce en mí estar sola.


Al llegar a casa,

Observo como el minino desaparece,

Debajo de la sombría noche.

Caigo en cuenta de que el día no fue tan malo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: